Seguidores

martes, 5 de junio de 2018

AUSENCIA VERANIEGA

Muy pronto ausente y sin red durante gran parte de un estío que aún no se ha manifestado, pero seguro que acabará haciéndolo con intensidad.








martes, 29 de mayo de 2018

Caballo Prieto Azabache.Mª Dolores Pradera


https://youtu.be/YQgcUyE_rjk

Ya descansa.

jueves, 24 de mayo de 2018

EL NÚMERO CUATROCIENTOS NOVENTA Y SEIS CLAVE EN LA CULTURA GRIEGA



Vaya por delante mi agradecimiento profundo a tantas personas que han entregado su tiempo y a veces hasta su vida en aras de cualquier forma de pasión/investigación que ofrezca oportunidades de mejorar la sociedad.

¿Se podrá escribir que en su día, hará más de un cuarto de siglo,  me mantuve alerta ante cualquier   publicación  referente a la emocionante teoría de las cuerdas y que desde la perspectiva del paso del tiempo asuma  podría haber influido en mi trayectoria discursiva?


Evidentemente son palabras de una persona que ha pasado la vida investigando  con  muy limitadas luces pero de forma instintiva y subrepticia sobre cualquier información a la que pudiera tener acceso sobre el mundo de la física convencional y cuántica para interrelacionarla con el mundo  del pensamiento histórico.  Actividad envuelta en el  disfraz vital convencional que la sociedad de su momento demandaba para no llamar incómodas, crueles e inconvenientes atenciones.

 Esto del "disfraz" se trata de una actitud de supervivencia muy típica y tópica entre colectivos socialmente maltratados porque suelen proliferar entre  sociedades puntuales en el tiempo, (como ocurre con todo) pero  víctimas inmediatas de las consecuencias sociales de guerras civiles, dictaduras o prejuicios sociales de género. Quizás también entre personas con un cierto complejo de inferioridad, o claramente inferiores para las demandas de lo que cualquier colectivo puntual de su  tiempo considerare convencional (¿modas?). 
Para este tipo de individuos  la vejez con todos sus inconvenientes pasa a adquirir tintes de verdadera liberación y por supuesto el punto final, es decir la muerte, se enfoca como un justificante para la liberación total asumiendo con gusto su manto de disipación.
 Lo verdaderamente triste resultaría disiparse sin haber alcanzado el punto máximo de maduración, decrepitud incluida. Alcanzar ese punto resultará una verdadero privilegio e implicará una protección incondicional a la infancia de cualquier ser vivo.



miércoles, 23 de mayo de 2018

LA FÓRMULA DEFINITIVA SIEMPRE HA DE SER BELLA

"La fórmula definitiva siempre ha de ser bella." palabras de Paul Dirac  https://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Dirac

https://www.youtube.com/watch?v=g7oq5iVAO98

   Tras ver este vídeo debería insistir en mi apreciación recogida en la entrada anterior a modo de apunte personal basado en la simple observación temporal:  ¿Por qué la ampliación de los buenos principios  suelen acabar transformándose en algo bastante diferente?

 Parece que los físicos punteros lo apuntan en la imagen de los lapiceros de punta derribándose.

lunes, 21 de mayo de 2018

Así comenzó un mantra: el de la Gran Compasión


Al hilo del mundo: Tibet
  • (El Tíbet). Esta historia empieza en la provincia de Amdo, en la meseta tibetana. Dechen, de 24 años, creó una empresa para los tibetanos. Trabajan con el khullu del yak, la densa capa interna de lana de yak. Su empresa, Norlha, teje sus bufandas y telas con telares de lanzadera manuales.

Solo disponible hasta el 27/5/ 2018.

Un apunte personal:  ¿Por qué la ampliación de los buenos principios  suelen acabar transformándose en algo bastante diferente? 

Evidentemente  he elaborado mi opinión personal por principio natural y muy limitada por el mero hecho de serlo pero ya no merece la pena  su exposición puesto que las mareas siempre siguen su curso. ¿Qué sentido tendría la opinión de una gota de agua inmersa en pleno oleaje?

sábado, 19 de mayo de 2018

La teoría de Milankovitch se basa en la geometría de la relación entre la Tierra y el Sol


La teoría de Milankovitch se basa en la geometría de la relación entre la Tierra y el Sol
La teoría de Milankovitch se basa en la geometría de la relación entre la Tierra y el Sol NASA

Los evolucionistas o, más en general, los científicos interesados en la evolución y los cambios de biodiversidad que detectamos en el pasado de la Tierra, llevan un siglo divididos entre los biocéntricos, que tratan de explicar esas variaciones en términos de interacciones bióticas intrínsecas, y los geocéntricos, que más bien se concentran en los factores extrínsecos a la biología, como la deriva continental, los impactos de cometas o los cambios de naturaleza astronómica que afectan, en toda clase de ciclos complejos, a la radiación solar que recibe el planeta. Los segundos se han apuntado un buen tanto esta semana, como puedes leer en Materia, al presentar evidencias detalladas, basadas en el estudio del zooplancton fósil del Paleozoico temprano, de que los ritmos de extinción y especiación están asociados a los llamados “grandes ciclos de Milankovitch”, un fenómeno astronómico predicho en los años veinte por el matemático serbio Milutin Milankovitch, muerto en 1958. Nada más lejos de un astrólogo: Milankovitch se ganaba la vida investigando el hormigón.

Los ritmos de extinción y especiación están asociados a un fenómeno astronómico, los llamados “grandes ciclos de Milankovitch”

La teoría de Milankovitch se basa enteramente en la geometría de la relación entre la Tierra y el Sol, y en particular en las combinaciones de tres factores clave. El primero es la variación en la excentricidad de la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Como sabemos desde Kepler, las órbitas de los planetas no siguen círculos, sino elipses. Las elipses pueden ser casi circulares, con lo que radiación solar es muy similar a lo largo del año, o más alargadas (excéntricas, en la jerga), lo que implica mayores diferencias de radiación. Los ciclos de alta y baja excentricidad duran unos 100.000 años.
El segundo factor son los cambios de oblicuidad: el ángulo que el eje de la Tierra forma con el plano de rotación en torno al Sol. Una oblicuidad baja se parece a una peonza en pleno vigor giratorio; una oblicuidad alta se parece a una peonza cuando ya se está parando. En el segundo caso, hay grandes variaciones en el ángulo de incidencia de los rayos de sol sobre superficie de la Tierra. Los ciclos entre alta y baja oblicuidad duran unos 40.000 años. Y el tercer factor se llama precesión axial, o cambio en la orientación del eje de rotación de la Tierra. No del ángulo (eso es la oblicuidad), sino en la orientación del eje, aunque forme el mismo ángulo con el plano de la órbita. Estos ciclos duran unos 26.000 años.

La combinación de los tres ciclos predichos por Milankovitch causa una tormenta perfecta

Lo más relevante para el trabajo actual no son esos tres ciclos considerados individualmente, sino los “grandes ciclos de Milankovitch” que se deben a la combinación de los tres. Son estos los que causan la tormenta perfecta en ciclos mucho más amplios, de 400.000 años y de 1,3, 2,4 y 4,6 millones de años. Los investigadores han presentado ahora sólidas evidencias de que esos ciclos explican parte de la variación en las tasas de extinción y especiación del zooplancton en las fases tempranas de la evolución animal (paleozoico). Será un pobre consuelo para los amantes del horóscopo, pero es un gran argumento para quienes buscan efectos astronómicos sobre la evolución biológica. Bien por Milankovitch.  (https://en.wikipedia.org/wiki/Milankovitch_cycles)