Seguidores

lunes, 10 de septiembre de 2018

Una simple observación enlazada a las palabras de Elon Musk




Me parece que lo más sensato en el siglo XXI, sería admitir con todas sus consecuencias que el secreto de la vida reside en su complejidad.

¿Será por ello que para seres relativamente complejos la simpleza, a modo de relax mental, inicialmente resulte tan adorable y finalmente acabe percibiéndose como en exceso "cargante o aburrida"? ¿Se pueden imaginar unos padres con un adecuado grado de madurez teniendo una descendencia que no pasara de los tres años físicos y permaneciera en dicho estadio de madurez mental durante décadas? ¡Para eso tenemos a las mascotas, a los "irracionales domésticos", para saciar alguna instintiva  tendencia humana  hacia la predictibilidad, fruto de cierta simplicidad oculta bajo el manto de la tradición, esa estabilidad tan necesaria para la supervivencia de la especie, etc.!

Antes de seguir divagando vaya por delante  añadir que resulta necesario cierto autoplanteamiento personal  previo de lo que  para cada cual signifiquen los términos "complejidad" y "simplicidad", porque esa sería una particular  y muy importante clave  o punto de partida para interpretar las siguientes palabras.

Lo cierto es que no resulta lo mismo alcanzar cierta simplicidad, quizás resumida en una simple  fórmula matemática, tras un periplo circular a través de una enorme complejidad mental hasta alcanzar "la guinda", que permanecer anclado en una simplicidad permanente e insistente en un mismo punto.  No sería lo mismo el recorrido psicológico del primer caso que la inmovilidad del segundo anclado siempre en el mismo punto de cualquier recorrido, pongamos que circular, por lo del movimiento terráqueo y tal.  Y sin embargo, aunque dos aserciones divergentes se encuentren  en un mismo punto y  sigan utilizando  el mismo idioma socialmente admitido no podrían hallarse más alejadas entre sí y cierta  interacción no superficial implicaría frustración  en ambos casos. 

Pongamos un ejemplo muy común en nuestra  sociedad peninsular y en nuestros días: No sería lo mismo considerarse "ateo" por el hecho de no haberse molestado en pensar ni haber investigado, o deambulado, a través del mundo del pensamiento o de las emociones derivadas del desarrollo humano imbricado en  la historia, que asumir el mismo término precisamente por haberlo hecho ampliamente y haber establecido comparaciones y paralelismos entre la diversidad histórica y cultural de las civilizaciones a lo largo de la historia. Sin embargo el lenguaje común  imperante igualará  el mismo término de "ateo" en ambas circunstancias.   (La imagen de Babel sería la más apropiada en este caso) La persona más compleja seguramente se resentiría ante semejante simpleza verbal y bien podría convertirse en un resentido, un predicador, un "coach", o simplemente  un solitario mal interpretado como deprimido.

También resulta cierto que el relax impuesto por cierto orden consuetudinario y su consecuente reposo emocio/mental  prolifere entre seres de emociones y pensamientos complejos puesto que la simpleza, a modo de relax mental, inicialmente suele resultar adorablemente tranquilizadora hasta el punto de correlacionarse con el concepto de seguridad y reposo, para , una vez agotado su tiempo de permanencia,  acabar percibiéndose como en exceso "cargante"? ¿Será la razón por la qué algunos descendientes perciban a sus ascendientes como tal?: Cargantes, cuando durante su infancia resultaban tan primordiales  para su propia existencia? Parece que se trata del devenir de la vida biológica de cualquier especie en el planeta y conviene asumir  que para proteger su supervivencia la estabilidad inicial y la predictibilidad resultan imprescindibles, un verdadero armazón protector de la biología en el planeta.

 Un inciso: Me temo que siempre me esmeré en no resultar una madre cargante, y me planteo hasta que punto hice lo correcto dado que contradice lo que la mayoría de los descendientes convencionales esperan de sus mayores y genera unas consecuencias tan indeseables como las del caso diametralmente opuesto. Una experiencia algo semejante a lo del "periplo circular mental" expresado en el ejemplo anterior con respecto al ateísmo.

Insistiendo: Resulta patente  que muchos seres bastante complejos, en algunos momentos también  sientan el concepto de "evolución" como una amenaza, quizá porque las implicaciones sorpresivas subyacentes en dichos momentos se percibieran como un peligro a su  modo de vida y necesitaran de la primigenia  estabilidad o simplicidad, socialmente respaldada  por las costumbres o "consuetudino", las cuales  dejan de proteger en cuanto pierden su utilidad. De lo cual pocos se percatan, o si lo hacen se empeñan en intercambiar roles protectores con tal de mantener cierta sensación de seguridad en sus vidas. Ignoro si afortunada o desafortunadamente, cada cual tendrá motivaciones más o menos sustanciosas. 

Parece que  la alternancia, y cuanto más compleja mejor,  resulta imprescindible e inevitable en cualquier proceso de desarrollo y cuando cualquier desarrollo biológico se encuentre en entredicho surgirá la apoptosis inevitable para que la vida se siga perpetuando en  un planeta como el nuestro donde la biología reina por derecho propio.....de momento y donde un buen genetista afirmaría algo así como:"Si algo nos ha enseñado la genética es que la biología es mutación y las mutaciones se están produciendo continuamente. Esos cambios genéticos pueden resultar tanto beneficiosos como perjudiciales. Continuamente aparecen virus nuevos o virus viejos que han cambiado. Parece que resulta  imposible un mundo sin enfermedades."

Aunque he perdido interés por publicar las bobaditas que escribo, esta vez no me ha quedado otra que publicar esta última parida al escuchar, en inglés norteamericano, la larga, didáctica, en cierto modo hilarante y aparentemente espontanea entrevista  realizada recientemente por el entrevistador Joe Rogan a Elon Musk, un hombre, chavalote aún ante mi perspectiva,  puesto que pertenece a la generación de mis descendientes. Parece alguien sumamente inteligente, desprejuiciado  y a veces un tanto divertido llamado Elon Musk (aparece en la Wikipedia) a quien le han acompañado las circunstancias en las que se ha visto inmerso. Además  parece  haber adquirido importantes pensamientos abstractos (filosóficos) a través de la amalgama entre cierto tipo de inteligencia ingenieril/espacial, un pensamiento desprejuiciadamente práctico y seguramente un caldo de cultivo o circunstancias idóneas. ......y vuelvo a insistir que la clave del desarrollo de la vida consiste en su complejidad ..... aunque la mayoría de los seres humanos, aún desprovistos de inteligencia artificial resultemos aburridamente simples, cual macacos, empeñados en aferrarnos a  lo conocido por la simple necesidad de adquirir hábitos como referencias para nuestra supervivencia. 
Mi gran duda es si esta dinámica de  supervivencia biológica también se manifestará a través de la inteligencia artificial que nos va penetrando por todos nuestros poros.

  Permítaseme pensar mal, ¡serán cosas de la edad y los trompicones!  Claro que ya puestos,  también podría rebatir mis propios pensamientos negativos con otros positivos diametralmente opuestos utilizando los mismos argumentos, en algo habrá que entretener las neuronas alborotadas!

El video  versa sobre el futuro de nuestra humanidad sumida en unos importantes momentos de transición tecnológica  y enfocado  a través de la circunstancia en ciernes, o ya presente, conocida como inteligencia artificial y global.  (A.I.) Algo tan actual en este nuestro presente inmediato. Se desarrolla en inglés coloquial, pero como resulta ser mi lengua materna paralela me apetece plasmarlo en esta entrada.....para no olvidarme, claro está! Perdonen la circunstancia.

8 comentarios:

  1. Yo creo que en general, estamos bastante en pañales sobre el tema, al menos yo... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. GENIN. Pues parece que hemos “sembrado” sin enterarnos demasiados seres inconscientes y les hemos regalado unos “juguetitos” que no sabrán utilizar adecuadamente. Así va la historia y las cuatro voces de alerta pasan, pasaron y puede que sigan pasando desapercibidas porque dicen cosas que nadie desea escuchar ....para preservar cierta tranquilidad puntual. El famoso “aquí y ahora puntual y a vivir la vida”. Así somos la grande y encantadora mayoría en la cual, por supuesto me encuentro.
    Eso sí, tengo el gran defecto de sentirme “ojo que al ojo mira”, inconformista y curiosa pero me planteo demasiadas cuestiones ajenas a mis capacidades reales.
    Ay, me parece que resulto demasiado tonta. Eso es algo que me recuerdo continuamente con la sana intención de sobrevivír lo mejor posible en mi mundo, ya ves, como todos.

    ResponderEliminar
  3. A mí me da cierto miedo que el futuro ande en manos de la tecnología. Sí, ya sé que gracias al progreso tenemos medicinas (algunas carísimas que muchos no pueden pagar) y comodidades (aunque hay gente que no puede pagar el recibo de la luz); pero hay mucho loco suelto y ya sabemos lo que ocurre cuando los avances se utilizan para fastidiar al prójimo o para el lucro personal. No hay más que ver a ese ejército de adolescentes (y no tanto) que caminan como zombies por la calle abducidos por sus maquinitas personales. Me dan escalofríos al pensar en un mundo de drones, clones y robots dotados de inteligencia artificial. Un tema,en todo caso, controvertido, aunque da mucho juego para relatos de ciencia ficción.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. CAYETANO. Compartimos desconfianza básica, a la vista de los nuevos “zombies”. Me parece que pese a sus defectos pertenecemos a una generación afortunada porque hemos aprendido de una gran diversidad de cuestiones/circunstancias sin llegar a padecerlas históricamente y espero no “disfrutar” de un futuro que me sobrepasa.

    ResponderEliminar
  5. La tecnología...A veces se me parece a la brujería de la edad media: Hay quienes la practican para mejorar, otros, para beneficio propio y algunos para dañar...A lo mejor, soy un romántico de tiempos pasados y prefería el mundo que había en mi infancia, con cosas para pensar, y "adelantos" tecnológicos para ayudar y no como ahora que todo, incluso la memoria se la dejamos a la tecnología.

    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MANUEL. No podría estar más de acuerdo. Ya no me planteo preferir algo, sencillamente no doy de sí en la realidad de dichas tecnologías y como no deseo que la impotencia congénita se apodere de nuevo de mi, asumo mis cada vez mayores limitaciones y procuro vivir lo más tranquilamente posible, sin juicios innecesarios. ¿Será eso que llaman madurez y realismo?

      Eliminar
  6. Creo que el secreto de la vida está en el cumplimiento estricto y creaivo de las leyes naturales que rigen todos los sistemas, complejos o no: las leyes de la Termodinámica.
    Descaradamente simples pero que sin embargo están en la génesis de la complejidad.
    Pueden también entenderse en el sentido inverso, como leyes emergentes de sistemas complejos.

    ResponderEliminar
  7. CAMINO. Sabias palabras que me hacen volver a repasar las leyes de la Termodinámica, me parece recordar que en su día me maravillaron y algo debí escribir sobre ellas, pero hace demasiado tiempo y mi memoria anda resultando cada vez más frágil. Insisto, tendré que volver a repasarlas y cotejar lo que me dices.

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo.