Seguidores

lunes, 23 de abril de 2018

AVISO A NAVEGANTES: LA LEY DE LA SELVA.



Aunque el reportaje se centre en personajes políticos, mi intención no podría alejarse más de  motivos políticos ni de género, sino que se basa en actitudes psicológicas.
Los dos tipos de personalidad que nos plantea el reportaje  resulta demasiado familiar. Algo sencillo de deducir  con los datos que el documental ofrece y  que desafortunadamente se repiten  con demasiada frecuencia, siempre bajo el paraguas de la circunstancia del momento. Suele ocurrir  en sociedades  donde prepondera  la personalidad  por encima de las circunstancias, algunas demasiado crueles, otras aleatoriamente beneficiosas (infortunadamente parece que las masas necesitan seguir y/o vituperar a algún personaje) Todas  las circunstancias deforman o estructuran  la libre manifestación de la personalidad y a ellas necesitamos aprender a adaptarnos con mayor o menor convicción, si deseamos sobrevivir. Primer mandamiento de la vida que contempla de frente la posibilidad de matar al prójimo.



Como nos muestra el documental  nuestra sociedad engendra demasiados lobos con piel de cordero numéricamente más presentes entre ciertas "élites" debido a su "estilo de escalada" y que suelen acabar exterminándose entre si; algo que he tenido el disgusto de comprobar directamente. Lo peor que se  puede otorgar a este tipo de personalidades es el más mínimo tipo de poder, sin embargo como subordinados pueden resultar demasiado agradables hasta el punto de vergonzosamente pelotilleros en el campo que deseen medrar.
Tristemente los poseedores casuales de  cierto tipo de inteligencia  y  elevado grado de bonhomía (a veces fruto de la propia  inexperiencia) deben aprender a pasar desapercibidos, no hay más que ver las crisis y los fracasos escolares en el caso de niñ@s con coeficiente intelectual superior a la media.
Solo algunos seres, que otros muchos consideran viejos pero disponen de cierta clarividencia debido a la digestión de una amplia experiencia, como ocurre con la historia basada en hechos retrospectivos,  podrían estar capacitados para distinguir a los pillos manipuladores de los que  conviene alejarse, pues no tardan en exponer su naturaleza como método de supervivencia personal.
¿Pero quien escuchará la voz de la experiencia  "que clama en el desierto" si cada ser viviente, por naturaleza intrínseca, defiende por principio  su derecho a equivocarse, a cometer errores, en otras palabras a vivir?




12 comentarios:

  1. La maldad humana no tiene parangón en ninguna otra especie animal.
    Un saludo, Emejota.

    ResponderEliminar
  2. Me apetece ver ese documental, aunque ya he visto varios sobre el tema. La Revolución Soviética siempre me interesó, aunque nos contaron hartas mentiras, y además por la proyección mundial que tuvo y el ejercicio de extensión de poder de la Nomenklatura rusa sobre los partidos que controlaron, con la injerencia obvia directa o indirecta por todo el planeta. Lo de despachar al adversario como hizo con verdadera manía persecutoria el carnicero del Kremlin contra León Dadídovich, vía un español -cómo no, y además catalán- siniestro apellidado Mercader fue de lo más alevoso. Conmocionó a mucha gente, aunque los del control férreo lo justificaron. En mi otra vida yo vivía muy cerquita de Coyoacán y aquello suscitó enfrentamientos 8ya los había habido antes) entre tendencias. La especie humana no tiene solución. Ahora parece que los descendientes actuales del Kremlin siguen esa clase de prácticas ¡en Londres! y con objetivos análogos: librarse de quienes molestan.

    Fraternalmente.

    ResponderEliminar
  3. Luego veo el video, tiene muy buena pinta pero ahora va a empezar la película... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GENIN. El video muestra un buen ejemplo de como la envidia de fondo y polimórfica en su manifestación externa a través de crueles intereses personales actúa como estratega y cruel activismo hacia aquellos seres confiados en sus valores intelectuales que no se aperciben a tiempo de las consecuencias que les acarrearán. Se repite el cainismo una de tantas veces mas a lo largo de la historia.....y no aprendemos!

      Eliminar
  4. No conocía el reportaje, pero sí el enfrentamiento. La existencia de líderes que se rodean de gente, digamos, persuasiva puede ser incluso peor. Una manipulación obsesiva de la población que podría estar encarnada por Ramón Mercader, el hombre que levantó el piolet contra Trotski. Una mapipulación orquestada por la persuasión acerca de las maldades del trotskismo, como si el estalinismo no fuera ambicioso. Gran perjuicio tuvo todo esto, por ejemplo, en la guerra civil española. Aún hoy para los que se quedaron con el control absoluto del PCE, que ya no existe, el troskismo era lo peor y Trotski el demonio. La manipulación de las masas en favor o detrimento del líder da mucho miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JULI GAN. Cierto y el miedo acorrala a las masas en su afán de supervivencia. Nada como tener siempre preparada alguna estrategia de escape. En casos de política nada como mantener un perfil lo mas plano posible y acertar con el momento adecuado para la acción, aunque esta se trate de una muerte frontal. Ser victima de traición, que implica decepción brutal, me parece de lo mas triste que nos podría ocurrir.

      Eliminar
  5. Junto a los chimpancés, con los que compartimos muchos genes, somos las especies, que le hacemos daños a nuestros congéneres...Y los que no sabemos que hay por ahí...

    Besote

    ResponderEliminar
  6. La experiencia no siempre está bien vista, ni se la escucha con atención ni con el respeto que merece. Se cae por eso en la tentación de pensar que somos los descubridores de las verdades, teniendo siempre que empezar de cero.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NEOGÉMINIS: Así lo veo también. Afortunadamente existen jóvenes prometedores. Me animan y les deseo toda la suerte del mundo pues si se les ocurre destacar demasiado sufrirán más de lo necesario y podrían perder sus dones. Los peligros de siempre siguen acechando a los inocentes de todos los tiempos.

      Eliminar

Gracias por tu tiempo.