Seguidores

viernes, 15 de septiembre de 2017

EL GURU Y LAS GALLINAS O LA DINÁMICA DEL ESCOBAZO.

Hace mucho tiempo, cuando tuvo un mal día,  le contaron un cuentecillo hindú  con el fin de consolarla.  Ella lo escuchó con atención pero no es que le sirviera para mucho más que transmitirlo con el mismo fin que quien se lo transmitió.
Un buen día, mientras realizaba una labor cotidiana y repetitiva, que es cuando verdaderamente descansaba su cerebro para quedarse en blanco salvo que trabajara al ritmo de la melodía pues entonces solo esta ocupara su mente, se replanteó el siguiente cuentecillo.

Se dice que un día una pobre mujer acudió muy pesarosa al gurú de su aldea quejándose de la mala vida que le daba su familia y de todo el trabajo que debía soportar a diario sin reconocimiento alguno. ¿Os suena?
La sabia respuesta del guru fue contundente:  ¿Tienes gallinas? - Claro - Pues mételas dentro de tu casa.
Al día siguiente la mujer a punto de explotar volvió a quejarse al guru.
"Tienes alguna vaca" -Si - Pues métela dentro también.
Se repitió la historia con el burro y con el cerdo.
Al final de la semana, cuando la mujer enfurecida tras haber seguido a pies juntillas volvió a casa del guru este le dio la orden que sacara a las gallinas y volviera al día siguiente.  Dicho día le ordenó que sacara a la vaca y así sucesivamente los días siguientes con el burro y el cerdo.

Al final de las dos semanas la mujer volvió radiante con un regalo de frutas para el sabio gurú en agradecimiento por la armonía y la felicidad que se respiraba en su hogar.



Hasta aquí el final del cuento.

.......continuación

La música se había acabado y el cerebro de nuestra fregona de turno se resistía a vaciarse como lo hiciera el recogedor de basuras de modo que resurgió la humilde figurilla  feliz y contenta de haber expulsado a los animales de su estancia y tan solo contar con su propia familia que ocupara su tiempo.
Con lo que no contaba aquel gurú, de tan acostumbrado que estaba a su papel preponderante sin haber realizado ningún otro que no fuera el de sabio varón, es que la mujer aprendiera instintivamente la "DINAMICA DEL ESCOBAZO" utilizada inocentemente con los animales domésticos por aquel guru.

La pobre infeliz, en su ignorancia se dijo: "Si ser feliz consiste en ECHAR FUERA, en sacar tras haber metido, por qué no sigo haciéndolo cada vez que me sienta descontenta.  Y siguió, siguió, siguió  al tiempo que no paraba de vomitar sin parar hasta no quedó más que su persona desnuda con el estómago hundido y vacío dentro de la estancia. Finalmente recordó todas las veces que había soñado con volar, buscó la escoba pero no la encontró porque en su día también la había echado, de modo que  pegó el último portazo y se plantó al otro lado del umbral. Parece que lo había echado todo fuera  pues lo que restaba ya no le merecía la pena protegerlo..

12 comentarios:

  1. Exacto. Preocuparse lo justo. De vez en cuando practico esto de los escobazos...menos de lo que debo hacerlo...

    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MANUEL. Parece que el paso del tiempo invita a barrer!

      Eliminar
  2. A mi no me convence la técnica del Gurú de marras...jajaja

    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GENIN. Jajaja es que eres muy listo y has vivido largo y tendido. Los gurús se dedican a personas que necesitan escuchar órdenes aunque le llamen sugerencias. Como dice cierto nefasto anuncio: "Necesitan que se les indique un método". Desde luego no nuestro estilo...me parece.

      Eliminar
  3. Ahí está la clave. Siempre se puede estar peor de lo que estamos. Y la mujer lo comprobó. Todo un alivio.
    Un saludo, Emejota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CAYETANO. Sigamos respirando pues. Ahora a la orillita del rio Sella ni te cuento lo bien que aun respiro!.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. MAME. Gracias mil por el detalle. Un saludo.

      Eliminar
  5. A veces es bueno limpiar la casa, digo
    y quedarse con lo esencial.

    Un beso, Emejota

    ResponderEliminar
  6. Como anillo al dedo he llegado hasta acá y me encuentro con lo escrito
    Sabia eres
    Por acá por diversas circunstancias mi entorbo y mi persona andan a escobazos
    Que aunque medidos llevan su tiempo sacar y limpiar y lo principal REACOMODAR lo que queda
    Un abrazo
    Cariños
    Martha

    ResponderEliminar
  7. MARTHA: Sabes lo bien que te comprendo. Me lo imaginaba y te deseo una afortunada reacomodación con lo necesario y sin molestias inútiles. Ya no. Me alegra saber de ti y a seguir cuidándote mucho.

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo.